Así fue la experiencia de “Comer rico, comer sano” 2020

“Comer rico, comer sano“ es un programa educativo, dirigido a 5to grado, que busca promover hábitos de alimentación saludable en la comunidad escolar.

Fue creado por el área de Sustentabilidad de la empresa Molinos en el año 2011. A partir del 2016, desde Fundación Educacional nos sumamos para capacitar a los docentes, acompañarlos en la implementación del programa con sus alumnos y evaluar el impacto a través de encuestas sencillas que responden docentes, alumnos y familias.

¿Y cómo hicimos este año?

El año 2020 fue muy particular en todo el mundo por los efectos de la pandemia de COVID-19. En nuestro país, las clases presenciales en las escuelas solo duraron dos semanas y tanto alumnos/as como docentes debieron acostumbrarse a clases virtuales.

Ante esta situación, propusimos una estrategia para continuar acompañando a las escuelas con el programa “Comer Rico, Comer Sano”: ¿Por qué es importante hablar de alimentación saludable en este contexto de pandemia por una enfermedad infecciosa?

Una alimentación saludable es muy importante durante la pandemia de COVID-19. Lo que comemos y bebemos puede afectar a la capacidad de nuestro organismo para prevenir y combatir las infecciones y para recuperarse de ellas.”

(Organización Mundial de la Salud)

Una alimentación saludable refuerza el buen funcionamiento del sistema inmunológico. Además, reduce el riesgo de padecer enfermedades no transmisibles como la obesidad, enfermedades del corazón, diabetes y algunos tipos de cáncer. 

Por lo tanto, decidimos adaptar el programa al nuevo contexto y continuar capacitando y acompañando a distancia haciendo todas las modificaciones necesarias. Así lo desarrollamos:

  1. Hicimos gestiones con directoras: contactamos a aquellas ya conocen el programa y lo esperan cada año.

  2. Hicimos gestiones con cada escuela y realizamos videollamadas a las docentes para presentar la nueva modalidad de trabajo

  3. Armamos una capacitación online en video y enviamos el link por Whatsapp a las docentes, para que puedan verlo según sus tiempos.

  4. Reorganizamos la información, desarrollamos nuevas actividades para alumnos y adaptamos propuestas a pedido escuelas de educación especial

  5. Armamos una nueva guía de implementación para docentes, con más propuestas de actividades para hacer en casa.

  6. Optimizamos nuestra plataforma online y pusimos a disposición todos los materiales (video de capacitación, guía en PDF, guía de implementación y módulos para alumnos).

  7. Hicimos un seguimiento personalizado a cada docente.

  8. Reconocimos el trabajo de cada docente y sus alumnos con un diploma del programa

“Comer rico, comer sano“ llegó a Pilar, Monte Grande, San Fernando, Villa Adelina, Tortuguitas, Tres Arroyos y Mar del Plata (Prov. de Buenos Aires); Mendoza; San Juan y Entre Ríos

¡Fueron 23 escuelas, 55 docentes y 1.698 alumnos!

Como conclusión, podemos decir que “Comer rico, comer sano“ vale la pena, incluso en este contexto.

  • Llega a toda la comunidad educativa. Directivos y docentes, alumnos y padres se involucran activamente en su alimentación y en dar los primeros pasos para modificar comportamientos y hábitos.

  • Toma la Educación Alimentaria y Nutricional (EAN) como herramienta de prevención y contribuye a hacer frente al avance de la epidemia de obesidad.

  • Entrega materiales que facilitan el abordaje de estos temas en el aula y que se hable en los hogares.

  • Colabora en la difusión de las Guías Alimentarias de nuestro país y en mantener la continuidad pedagógica porque aborda el tema de alimentación incluido en la currícula de 5to grado y además ayuda a mejorar la calidad educativa a través de las propuestas didácticas que potencian otras aptitudes como la lectura crítica, el análisis, la elaboración de informes y la exposición de  temas, entre otras.

“Me gusta mucho la propuesta. Es el tercer año que la realizo y el primer año en esta nueva forma, pero que colmó mis expectativas. ¡¡Gracias!!”

Escuela 92, Concepción del Uruguay (ER)

“Son herramientas actualizadas y accesibles a los alumnos y los docentes. Agradezco la posibilidad de realizar la capacitación en estas circunstancias tan delicadas, de manera virtual y con respeto por mis tiempos…”

Escuela Mano Amiga, Pilar (Prov. de Bs. As.)