STOLLEN (una receta alemana para “de vez en cuando”)

Ingredientes (para 2 stollen grandes, 3 medianos o 5 pequeños)

  • 1 kg de harina
  • 1 cubo levadura
  • 1 taza de leche tibia
  • 400 g manteca pomada (a temperatura ambiente)
  • 400 g azúcar
  • agua de azahar c/n
  • 2 tazas de frutos secos (nueves, almendras, avellanas, pasas de uva)

Preparación

En un bol grande, hacer una corona con la harina. Ubicar en en centro la levadura, 2 cucharaditas de azúcar y media taza de leche tibia.

Tapar y dejar reposar 30 minutos como mínimo, hasta que se active la levadura.

Agregar la manteca pomada y el azúcar. Ir agregando leche y mezclando hasta formar una masa homogénea. Se puede agregar más leche, de ser necesario.

Dejar descansar la masa en un lugar cálido por otros 30 minutos mínimo.

Estirar la masa sobre una mesada, agregar los frutos secos y mezclar. Dividir en dos si se quieren hacer grandes o en las cantidades a gusto.

Ubicar en una placa para horno con papel manteca y dejar levar unos minutos más.

Llevar a honor medio por 45 min. aprox, hasta que estén dorados.

¡Atención! Por su alto contenido de grasas y azúcar, esta receta es para comer “de vez en cuando”, por ejemplo, para las fiestas.

Si querés ver el paso a paso, hacé clic aquí

//Conocé más sobre los nutrientes y sus beneficios aquí

Categorías: , , ,

Contienen carbohidratos complejos y fibra

Brindan energía para las actividades de todos los días. Los cereales integrales (como el arroz integral o panes negros) contienen más fibra, que protege la salud del corazón -ya que disminuye el colesterol en sangre- y promueve el buen funcionamiento de los intestinos.


Aportan grasas beneficiosas para la salud y vitamina E

Brindan energía de reserva y protegen la salud de nuestro corazón.


Los alimentos que aportan proteínas “completas” provienen del reino animal (carnes, huevos, leche, yogur y queso)

Son esenciales para el crecimiento. Forman y reparan tejidos de nuestro organismo, como los músculos. Las carnes y los huevos, además, brindan hierro que ayuda a transportar el oxígeno a todas las partes del cuerpo. La leche, el yogur y el queso también aportan calcio que ayuda a cuidar huesos y dientes, a todas las edades.